Es como si la naturaleza hubiese desatado su furia sobre nosotros, así describe lo sucedido una sobreviviente.

El ciclón Idai ha matado a más de 1,000 personas en "destrucción masiva y horrorosa", dijo el presidente de Mozambique.

Agregó que había volado sobre la región afectada, donde dos ríos se habían desbordado. Las aldeas habían desaparecido, y los cuerpos flotaban en el agua.

"Todo indica que podemos registrar más de mil muertes", expreso el presidente de Mozambique.

La ciudad portuaria de Beira en el país ha sido la más afectada.

La Cruz Roja dijo que el ciclón destruyó el 90% de la ciudad.

La lluvia torrencial y los vientos de hasta 170 km por hora barrieron el área, destruyendo casas, puentes y líneas eléctricas.

Muchas personas en el área de Chimanimani en Zimbabwe han estado durmiendo en las montañas como resultado.

Jamie LeSueur, líder de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, dijo: "La magnitud de la devastación es enorme. Parece que el 90 por ciento del área está completamente destruida".

Un estado de desastre ha sido declarado en áreas afectadas por la tormenta.

Hasta el momento solo se han confirmado 84 muertes en Mozambique como resultado del ciclón Idai.

El ciclón también mató a 89 personas en Zimbabue, dijo un funcionario el lunes, mientras que la cifra de muertos en Malawi por las fuertes lluvias e inundaciones llegó a 56 a partir de la semana pasada.

No se habían publicado nuevos números tras la llegada del ciclón al país.

Grandes extensiones de tierra quedaron completamente sumergidas, y en algunas calles la gente vadeaba el agua hasta las rodillas alrededor de pilas de metal destrozado y otros escombros.