Luego de la cumbre Trump-Kim fracasara dramáticamente, nuevas informaciones advierten sobre la reconstrucción de uno de los sitios de lanzamiento de misiles nucleares.

Los investigadores afirman que la estación de lanzamiento de satélites de Sohae muestra signos de operación apenas unos días después de que las conversaciones en Vietnam entre Corea del Norte y los Estados Unidos terminaran abruptamente.

Aunque esta estación se conoce principalmente como sitio de lanzamiento de satélites, utiliza tecnología que se encuentra en misiles balísticos intercontinentales, que podrían montarse con ojivas nucleares.

Cerca de 20 sitios de misiles no revelados fueron identificados en Corea del Norte, según Beyond Parallel (BI).

El analista Victor Cha, compartió a través de su cuenta de Twitter que “la actividad que están realizando ahora es consistente con los preparativos para una nueva prueba nuclear, aunque las imágenes hasta ahora no muestran un misil que se está moviendo hacia la plataforma de lanzamiento.

"La actividad en el terreno nos muestra que tienen un misil balístico intercontinental nuclear que no es solo de desarrollo, sino que está en la fase de prototipo".

John Bolton, asesor de seguridad del presidente de Estados Unidos, reveló más tarde que buscarían aumentar las sanciones contra el país comunista si este no desechaba sus armas nucleares.

Sus comentarios se produjeron después de que las conversaciones en la cumbre se rompieran por las diferencias en cuanto a la medida en que Corea del Norte estaba dispuesto a limitar su programa nuclear y la voluntad de EE. UU. de aliviar las sanciones.

Después de abandonar la conferencia antes de lo que inicialmente se esperaba, Trump dijo que "lo único que tenemos, es que no tendremos pruebas, ni misiles suben, ni cohetes suben, no pruebas nucleares".

Corea del Norte dijo que estaría dispuesta a entablar nuevas conversaciones con Estados Unidos en el futuro.

Las cumbres se convocaron por primera vez después de que Corea del Norte lanzara varios misiles a aguas cercanas a Japón, uno de los aliados clave de Estados Unidos en la región.