La humanidad está a punto de alcanzar la INMORTALIDAD, según los principales científicos

Como indico anteriormente el Dr. Ian Pearson, los seres humanos tendrán la capacidad de "no morir" para el año 2050, en poco más de 30 años.

El Dr. Perason expuso dos de los métodos a través de los cuales los humanos pueden lograr alcanzar la inmortalidad, estos métodos son la "renovación de parte del cuerpo" y la vinculación de cuerpos humanos con máquinas para que las personas puedan vivir sus vidas a través de un androide.

Pero, a pesar de que las predicciones del Dr. Pearson auguran que en poco más de 30 años los humanos seremos inmunes a la muerte, la inmortalidad puede estar ahora a un paso más cerca de lo planeado, gracias al lanzamiento de una nueva empresa que busca hacer realidad el sueño de la inmortalidad utilizando un plan muy ambicioso.

Josh Bocanegra, el CEO de la compañía, dijo durante una entrevista que su empresa espera utilizar la tecnología de Inteligencia Artificial para crear su propio ser humano en las próximas tres décadas.

Bocanegra índico que están utilizando inteligencia artificial y nanotecnología para almacenar datos de estilos de conversación, patrones de comportamiento, procesos de pensamiento e información sobre cómo funciona el cuerpo humano desde adentro hacia afuera.

Estos datos se codificarán en tecnologías de sensores múltiples, que se construirán en un cuerpo artificial con el cerebro de un humano fallecido y usando la tecnología de clonación restauraran el cerebro a medida que madura.

El año pasado, el banco de células madre StemProject, con sede en el Reino Unido, dijo en una entrevista que eventualmente podría desarrollar tratamientos que permitan a los humanos vivir hasta 200 años mas.

Mark Hall, de StemProtect, dijo en ese momento: "Que de la misma manera en que podríamos reemplazar una articulación como una cadera o un brazo con un dispositivo sintético especial, ahora podemos reemplazar todas las células del cuerpo con células nuevas que son más sanas y más jóvenes.

"Eso significa que podemos reemplazar las células enfermas o envejecidas, y partes del cuerpo averiadas, por otras completamente nuevas que son completamente naturales y saludables".

Con esa idea como base y a partir de la decodificación del genoma humano, compañías de tecnología como Microsoft, Google, Facebook, Amazon, Apple e IBM, entre otras, están invirtiendo miles de millones de dólares para lograr asegurar la inmortalidad, cosa que no pasará de 30 años.

Aunque en su trabajo de investigación se marca el año 2045 como la fecha en que a más tardar se iniciará el rejuvenecimiento de seres humanos, actualmente una mujer de nombre Liz Parish (de quien no ofreció mayores datos), lleva dos años sometida a dos tratamientos experimentales.

Todavía hay muchas dudas y resistencias sobre el tema, aunque la prueba de que se puede alcanzar la inmoralidad, según los científicos, es que esta ya existe en la naturaleza, como las células germinales y las cancerígenas.

De hecho, si estas células “mueren”, no es porque ellas mismas se degeneren, sino porque con la muerte de los cuerpos en los que se alojan, se quedan “sin comida” y por lo tanto desaparecen.

Estas afirmaciones, se basan en una corriente cada vez más extendida y de la que ya se hizo eco la revista Time: la llamada "singularidad tecnológica". Ésta apunta hacia el progreso tecnológico y la llegada de la inteligencia artificial como las herramientas que acabarán con la 'edad humana' y darán lugar a la 'edad posthumana'. Un hito hasta ahora inimaginable en un mundo en el que la brecha digital y las desigualdades sociales siguen siendo una evidencia en los distintos países que pueblan el planeta y en el que aún hoy existe un acceso desigual a la sanidad o la tecnología.

En los logros alcanzados por la Methuselah Foundation, una institución que ha conseguido extender la vida saludable de los ratones hasta los cinco años en la última década, "el equivalente a 1.000 años humanos"; se demuestra que células como las germinales, las cancerígenas o las bacterias "no envejecen". Ello demostraría que "la vida nació para vivir y no para morir".

Muchos científicos alrededor del mundo consideran que no existe conflicto ético en este tema. Por el contrario, el envejecimiento y sus enfermedades asociadas como las cardiovasculares, la neurodegenerativas y el cáncer, son los principales causantes de la muerte en el mundo desarrollado y fuente de un sufrimiento que se puede evitar.

Además, si se mira hacia el pasado, ampliar la expectativa de vida no es grave. En el Imperio Romano y hasta principios del siglo XX, la expectativa de vida era de 20 años; en el siglo pasado esta se amplió a 40 años y a principios de este siglo ya es de 80.

Nada impide que en un plazo de entre 10 y 30 años, esa expectativa se vuelva a duplicar y se llegue a los 160 años de edad, aunque tampoco se descarta que se logre vivir eternamente.

"En los próximos 30 años vamos a curar todas las enfermedades y ustedes son parte de la primera generación inmortal humana", insiste. Y es que, como dijo el filósofo y dibujante inglés William Blake, "todo lo que hoy vemos, fue un día imaginación; todo lo que hoy imaginamos, podrá ser realidad mañana". O como dijo Mafalda, "el futuro ya no es lo que era antes".