Científicos de la Universidad de Guelph (Canadá) creen haber descubierto por primera vez en América del Norte plantas carnívoras, que además de alimentarse de insectos, también lo hacen de salamandras, según un comunicadodifundido este viernes.

Los resultados detallados de la investigación fueron publicados en un reciente artículo en la revista Ecology, en el que los biólogos se refieren a la Sarracenia purpurea, una planta con forma de jarra que crece en los pantanos del Parque Provincial Algonquin en Ontario.

El profesor Alex Smith apunta que probablemente estas plantas se volvieron carnívoras para obtener nutrientes, especialmente nitrógeno, que carece el suelo del pantano. Smith denomina a la investigación "el caso inesperado y fascinante de plantas que comen vertebrados en nuestro patio trasero, en el Parque Algonquin".

El coautor del estudio, Teskey Baldwin, notó por primera vez en el 2017 a una salamandra en el interior de la planta y en el 2018, después del monitoreo de estas, descubrieron que una de cada cinco se alimenta de estos anfibios juveniles del tamaño de un dedo humano.

Se informa que estas salamandras caen presas tras completar su fase larvaria. Muchas de ellas caen en la boca de las plantas tal vez huyendo de otros depredadores. Se observó que algunas de las salamandras atrapadas murieron tras tres días y otras permanecen vivas hasta por un período de 19 días.

Las salamandras mueren descompuestas por las enzimas digestivas de la planta junto a otros organismos del agua que contienen, además por el calor, la inanición o infección por patógenos.