Este lunes Donald Trump anunció la imposición de nuevos aranceles del 10 % a importaciones desde China por un valor de 200.000 millones de dólares, como respuesta China ha cancelado las negociaciones comerciales con Estados Unidos y las visita del viceprimer ministro Liu He a Washington D.C., que estaba prevista para la próxima semana, según fuentes de The Wall Street Journal.

El Gobierno chino también planeaba enviar a la capital de EE.UU. una delegación para allanar el camino antes de la llegada de Liu He, pero cambió de planes e igual canceló aquel viaje.

El paso de Pekín se produce en medio de la escalada de tensión con Washington, que este lunes anunció la imposición de nuevos aranceles del 10 % a las importaciones de China por un valor de 200.000 millones de dólares y amenazó con aranceles adicionales si China toma medidas de represalia.

El martes China respondió con la imposición de aranceles a bienes provenientes de EE.UU. por un valor de 60.000 millones de dólares, medida que entrará en vigor el 24 de septiembre al igual que los aranceles estadounidenses.