Donald Trump, mandatario estadounidense,  anunció este jueves que impondrá aranceles del 5 % a todos los productos que ingresen desde México hasta que ese país no detenga el flujo de migrantes. 

Trump advirtio a traves de su cuenta de Twitter que el proximo "10 de junio, Estados Unidos impondrá aranceles de 5 % a todos los bienes provenientes de México, hasta que todos los migrantes ilegales que vienen desde México paren". La tarifa del 5 % irá incrementando hasta que el "problema" sea remediado, agregó. 

Si hasta el 1 de julio la Administración norteamericana considera insuficientes los resultados, los aranceles crecerán hasta un 10 %. Luego, habrá un aumento de las tarifas de 5 % cada mes, hasta llegar a 25 % en octubre.

Poco antes de su anuncio, el presidente informó a través de su cuenta de Twitter de que la Patrulla Fronteriza de EE.UU. detuvo el miércoles "al mayor grupo de extranjeros ilegales": 1.036 inmigrantes que "cruzaron ilegalmente" la frontera en El Paso.

"Los demócratas deben apoyar a nuestra increíble Patrulla Fronteriza y finalmente arreglar las lagunas en nuestra frontera", recalcó Trump, que acompañó su mensaje con un supuesto video del suceso, que muestra a un nutrido grupo de personas cruzando una barrera. 

"México aún no ha tomado medidas para reducir o eliminar dramáticamente la cantidad de extranjeros ilegales que cruzan su territorio hacia los Estados Unidos", acusó la Casa Blanca en un comunicado. 

Washington señaló que los aranceles se mantendrán alto y las compañías estadounidenses ubicadas en México podrían regresar a EE.UU. para fabricar sus productos y bienes, si el país latinoamericano no actúa. 

"Las compañías que se muden a los EE.UU. no pagarán las tarifas ni se verán afectadas de ninguna manera", advirtió la Casa Blanca. 

En repetidas ocasiones, Trump ha acusado a los migrantes provenientes de México, Honduras, Guatemala y El Salvador de ser delincuentes y de representar una amenaza para su país.

En opinión de Adolfo Laborde, profesor de relaciones internacionales e investigador de la Universidad Anáhuac (México), con el que RT ha hablado sobre el asunto, el endurecimiento de la política migratoria es un "tema repetitivo" de Trump y es "algo que cotidianamente saca a colación". "Como no tiene una estrategia política que le pueda ayudar, está viendo a México como una opción electoral en un primer momento y como una acción de presión política para nuestro país para poder ceder en ciertos temas", comentó. 

En los primeros días de abril, luego de visitar el estado de California, Trump ya había prometido enviar más tropas a la frontera sur, declarando que "el país está lleno", y por ello no se pueden recibir más migrantes ilegales, según el presidente. 

A finales de abril, durante la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el mandatario estadounidense simuló leer una petición de asilo y en un tono como de llanto dijo: "Leen la declaración, 'tengo miedo por mi vida, tengo miedo de volver a mi país, quiero quedarme en América'".

A pesar de la constante presión del mandatario para construir un muro en la frontera con México, Trump solo consiguió 1.400 millones de dólares aprobados por el Congreso. Además, el Departamento de Defensa comunicó el 9 de abril que se firmaron dos contratos para la construcción del muro en algunas zonas puntuales por un total de 976 millones de dólares.