Una profecía BÍBLICA se ha cumplido con el nacimiento de una "vaquilla roja" que señala el final de los días y la venida del Mesías tanto en el cristianismo como en el judaísmo.

El Instituto del Templo de la Montaña anunció el nacimiento de una novilla hembra completamente roja que "trae la promesa de restablecer la pureza bíblica en el mundo".

Las novillas rojas o vaca bermeja aparecen en los cuentos de los últimos tiempos tanto en el cristianismo como en el judaísmo.

Para los estudiosos de la biblia y para los judíos, el resurgimiento de una vaquilla roja indica el patrón establecido por el Libro de Levítico indicando que es una señal de la inminente venida del Mesías y la restauración del Templo, con su sistema de sacrificios.

Se dice que el nacimiento y el sacrificio de la vaca proceden a la construcción del Tercer Templo en Jerusalén.

Y la construcción del Tercer Templo -después de la destrucción de los dos anteriores- anuncia la llegada del Mesías judío.

Mientras que algunos teólogos cristianos evangélicos han vinculado la construcción del Tercer Templo al Día del Juicio Final.

El rabino Chain Richman, director del Instituto del Templo, elogió el nacimiento de la vaquilla roja como sugerencias de que podría ser el momento adecuado para el Tercer Templo.

El instituto del Templo anunció recientemente el nacimiento de la novilla roja en su página de YouTube con el video titulado "Candidato a novilla roja nacido en Israel".

El video del ternero rojo y su madre, revelan "el nacimiento de una vaquillona perfectamente roja en la tierra de Israel".

La vaca fue sometida a "extensos exámenes por expertos rabínicos" que confirmaron que ella es una "candidata viable para la novilla roja bíblica".

Sin embargo, admitieron que la vaca podría ser descalificada por causas naturales.

Los jefes del instituto del Templo fundaron su programa “Levanta una novilla roja en Israel” hace tres años y han tratado de criar una vaca perfectamente roja.

La novilla roja recién nacida fue verificada por una junta de rabinos del Instituto del Templo como el cumplimiento de los requisitos profetizados.

La profecía en la Biblia hebrea dice que la vaca debe ser roja "sin manchas". Se afirma que solo ha habido nueve vaquillas rojas verdaderas, y que la 10 anunciará la construcción del Tercer Templo.

El Instituto del Templo cree que se necesitará escarificar una vaquilla roja para completar el ritual de purificación del templo, que anuncia la venida del Mesías judío.

Las novillas rojas que han sido previamente encontradas por la organización, han sido descalificadas por no cumplir con los estándares proféticos.

Una fue encontrada en 1999, pero fue descalificada por ser varón, y un segundo nació en 2002, y se descubrió que tenía un parche de pelo blanco.

El Rabino Caimen escribió en el sitio web del templo que "¿Esto quizás significa que la aparición de una vaca roja en estos últimos tiempos finales es una indicación, un precursor de la aparición del mismo Mesías, que oficiará en su preparación?

"Si no ha habido vaquillas rojas en los últimos 2.000 años, tal vez sea porque no era el momento adecuado: Israel estaba lejos de estar listo”.

"Pero ahora, ¿qué podría significar para los tiempos en que vivimos, tener los medios para la purificación tan cerca?". Indico el rabino

Y agregó que "No podemos evitar preguntarnos y orar: si ahora hay vaquillas rojas ... ¿es esta la era que las necesitará?".

Los cristianos evangélicos creen que la construcción del Tercer Templo anuncia todas sus profecías de los últimos tiempos.

La profecía incluso se ha relacionado con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que movió la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén.

El rabino Hillel Weiss dijo que cree que la decisión de Trump sobre la embajada es la primera etapa para el fin de los días.

Y luego un tercer rabino, Pinchas Winston, afirmó que las constantes tensiones entre Irán e Israel están forjando al Mesías.

"Esta es la ordenanza de la ley que Jehová ha prescrito, diciendo: Di a los hijos de Israel que te traigan una vaca bermeja (roja), perfecta, en la cual no haya falta, sobre la cual no se haya puesto yugo: Y la daréis á Eleazar el sacerdote, y él la sacará fuera del campo, y harála degollar en su presencia. Y tomará Eleazar el sacerdote de su sangre con su dedo, y rociará hacia la delantera del tabernáculo del testimonio con la sangre de ella siete veces; Y hará quemar la vaca ante sus ojos: su cuero y su carne y su sangre, con su estiercol, hará quemar." Números 19:2-5