Desde hace siglos los sueños han intrigado al ser humano, muchos lo consideran como simples recuerdos de lo vivido, otros como premoniciones y mensajes de entes que intentan comunicarse con nosotros y otra gran mayoría de personas creen que los sueños son recuerdos de vivencias de nuestra alma, que sale de nuestro cuerpo mientras dormimos y deambula por el mundo.

Lo cierto es que la interpretación de los sueños se ha consolidado por décadas como una técnica que asigna significado a los diversos componentes, elementos e imágenes que aparecen en nuestros sueños. Se trata de una práctica humana milenaria, de la que se conservan registros escritos de más de 3.800 años de antigüedad.

Los sueños nos conmocionan y hacen que pasemos días pensando en ellos, algunas personas incluso buscan interpretaciones a sus sueños a través de Internet o se lo cuentan a personas que dicen saber entenderlos.

Por esto hemos querido dedicar un video al misterioso mundo de los sueños.

Hoy día en Internet podemos encontrar un sinfín de diccionarios de sueños que acumulan significados e interpretaciones a veces insólitas. 

Para la psicóloga uruguaya Mariana Alvez los sueños son metáforas del pensamiento que se alimentan de muchas cosas, de deseos, de situaciones reales, de anhelos, planes futuros, eventos del pasado. Todo lo que pueda ser fruto para un sueño la mente lo captura y luego lo expresa de acuerdo a la vida diaria, porque el sueño en algún punto va estar vinculado con el presente", asegura esta destacada especialista.

Para esta experta, en los sueños podemos reflejar nuestras emociones más fuertes, ya sea sobre algo que nos atormenta, nos preocupa o deseamos concretar. Muchas noches, quienes entran en nuestros sueños son nuestras preocupaciones diarias y nuestros anhelos más íntimos.

Ahora para sumergirnos más en este intrigante tema vamos a escuchar la opinión del experto Vicente Fuentes quien nos guiara a través del mundo de los sueños.

Distintos psiquiatras a lo largo de la historia, han intentado a través de sus teorías explicar el mundo de los sueños, Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, planteó en su libro 'La interpretación de los sueños' que en realidad nuestro inconsciente pretende expresar nuestros deseos reprimidos.

Para Freud, el inconsciente refleja a través de los sueños algo oscuro tal vez para la persona como por ejemplo el deseo de estar con la mujer del mejor amigo, que es algo censurable para la persona y termina siendo un sueño muy bizarro.  

Según Freud, la censura que hace nuestra mente consciente no logra acceder al contenido puro del sueño, lo que explica tanta simbología.

Otro reconocido psiquiatra, el suizo Carl G. Jung, considera que los sueños reflejan nuestra sombra, aquellos aspectos no deseados de la personalidad.

Para Jung los sueños expresan esa sombra, cuando por ejemplo soñamos con personas del mismo sexo haciendo algo censurable por nuestra persona y lo proyectamos en otros.

Debido a esto la científica uruguaya Mariana Alvez cree que "en los sueños bajamos todas nuestras defensas psicológicas y estamos expuestos a lo que nuestra mente quiere decir, aunque lo vamos transformando para que no nos duela tanto”.

De aquí surge la idea también de que la mente nos cuida: los contenidos de nuestros sueños pueden deformarse para protegernos.

Existen tres sueños típicos que casi todas las personas han experimentado en algún momento de sus vidas. El primero es el de caerse, esa sensación de estar cayendo al vacío tiene su explicación en una revisión del cerebro cuando está chequeando algunas funciones. También puede estar asociado a un adormecimiento muscular en las piernas, una sensación que viaja al cerebro, que durante el sueño ofrece ese tipo de respuesta.

Otro clásico es cuando está ocurriendo algo malo, que nos persiguen, se viene un maremoto y nos quiere agarrar y nosotros tenemos que huir de esta situación pero no podemos, sentimos que corremos en cámara lenta o estamos estancados. Esto muchas veces es reflejo de una situación problemática o de la sensación de crisis que nos ahoga.

Otros sueños muy frecuentes también tienen que ver con las fobias, por ejemplo la gente que tiene fobia a las serpientes es común que sueñen con serpientes. También las mujeres embarazadas suelen soñar con sucesos terribles acerca del futuro.

Bueno y para continuar comprendiendo el intrigante mundo de los sueños ahora vamos a escuchar la opinión del profesor Jon Aizpúrua, un reconocido psicólogo clínico venezolano.

Por ejemplo psicóloga uruguaya Mariana Alvez lo que debemos hacer para encontrar el significado de un sueño es escuchar y prestar atención tanto al momento del sueño como al contenido en sí.

La especialista en psicología positiva considera que "los sueños nos hablan de alguna forma y debemos escuchar lo que nos quieren decir. Aprender a escucharnos y aprender a interpretarlos, y consultar con los especialistas porque existen muchas terapias que pueden ayudar.

La doctora índica que a nivel mental los seres humanos compartimos determinadas universalidades.

El agua en distintas culturas siempre se relaciona con las emociones, la vida, lo materno y lo femenino. Varias culturas y civilizaciones alrededor del mundo han pensado que el agua simboliza esto y eso se transmite a nuestro inconsciente colectivo.

"De ahí que si uno sueña con aguas claras, esto tiene que ver con emociones tranquilas, con la calma. Sin embargo, si uno sueña con mares oscuros estamos hablando de emociones revueltas o situaciones emocionales que nos están generando una crisis".

Según Alvez puede haber mucha simbología en el sueño de una embarazada con los murciélagos, que simbolizan la mala suerte o alguna catástrofe.

Para la psicóloga esto es un reflejo de los miedos que acechan a las madres, es cuando comienza ese temor de que algo le sucede a su bebé y se empieza a desarrollar ese sexto sentido que nos hace estar alertas al mínimo movimiento.

La psicóloga Alez también hiso mucho énfasis en el simbolismo de la luna y la muerte. La luna por ejemplo se asocia a lo femenino y a la fertilidad, en cambio la muerte en algunas culturas no es un hecho literal sino que se traduce en transformación, o en una etapa que termina y da paso a un nuevo comienzo, o quizás se está muriendo una parte de la personalidad para que crezca una mejor. "De ahí la necesidad de individualizar el análisis de los sueños".