Era una sombra que perseguía al gobierno de Mariano Rajoy desde hace años y provocó la destitución del presidente del gobierno español.

se trata de corrupción a gran escala: una red de empresas que conseguían contratos de todo tipo de administraciones gobernadas por el Partido Popular (PP) en diversas partes de España.

Lo hacían a cambio de sobornos que iban a parar a los cargos públicos responsables de decidir sobre esos contratos e incluso servían para financiar actos de campaña y otras gestiones del propio PP, según concluyó la Justicia española.

Mariano Rajoy llegó a decir que "no era una trama del PP, es una trama contra el PP".

El escándalo saltó en 2007, cuando un exconcejal del PP en Majadahonda (en Madrid) José Luis Peñas Domingo denuncia lo que está ocurriendo ante la fiscalía y presenta grabaciones como prueba: 80 horas de conversaciones con los cabecillas de la red.

El caso derivó en muchas piezas por diversas partes de España, principalmente en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana (este).

La más importante de todas ellas se centra en la financiación irregular del PP como formación.

Uno de los momentos más destacados del proceso fue el juicio central del caso, que comenzó en 2016 en la Audiencia Nacional y se enfocó en la llamada primera parte de la Gürtel, los hechos ocurridos entre los años 1999 y 2005, con José María Aznar de presidente del país y luego Mariano Rajoy.

En ese proceso, 37 personas estaban acusadas y más de 300 testificaron, entre ellas el propio Rajoy, que se convirtió así en el primer presidente de España en funciones en declarar en un juicio como testigo.

La condena resultante de ese juicio se conoció la semana pasada y fue la gran clave del terremoto político.

En el centro de la trama están tres empresarios: Francisco Correa, el líder de la organización y de quien la policía española saca el nombre para la investigación (Gürtel significa Correa en alemán); Pablo Crespo, exsecretario general del PP en Galicia (norte), y Álvaro Pérez, conocido como "el bigotes".

Su principal conexión con el PP, según las autoridades judiciales españolas, fue Luis Bárcenas, miembro de la oficina de contabilidad del PP desde 1989 y tesorero entre 2008 y 2009, cuando dimitió tras ser imputado por su relación con el caso Gürtel.

Durante el proceso judicial, Bárcenas desveló la existencia de una "caja B" en el partido, de pagos ilegales, y acusó a diversos dirigentes, incluido Rajoy, de recibir pagos en dinero negro.

El tribunal consideró probado que durante 1999 y 2005 las empresas lideradas por Correa y el Partido Popular tejieron "un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública central, autonómica y local a través de su estrecha y continua relación con influyentes militantes de dicho partido".

El tribunal impuso una gravísima pena: 29 de los 37 acusados se reparten un total de 351 años y 1 mes de cárcel.

Los delitos por los que les condenaron son múltiples: asociación ilícita, fraude a la administración pública, cohecho, falsedad en documento mercantil, malversación, prevaricación, blanqueo de capitales, delitos contra la hacienda pública, tráfico de influencias, apropiación indebida, exacciones ilegales o estafa procesal intentada.

SENTENCIA DE LA PRIMERA ÉPOCA DEL CASO GÜRTEL

  • Francisco Correa, cerebro de la trama: 51 años
  • Su socio, Pablo Crespo: 37 años y medio; el otro socio, "el Bigotes", absuelto
  • Extesorero del PP Luis Bárcenas: 33 años de cárcel y 44 millones de multa. Y 15 años para su mujer
  • Multa de 245.000 euros para el PP, primer partido de la historia de España condenado por corrupción

Uno de los puntos más relevantes de esa sentencia fue que condenó también al Partido Popular, como partícipe a título lucrativo (una figura penal para quien se beneficia de los delitos que otros cometen).

Además, la Audiencia Nacional consideró que los testigos no fueron creíbles: lo que puso directamente en duda el testimonio del presidente, que aseguró ante los jueces que su partido "jamás" recibió donativos en efectivo de empresarios.

Con infoemación de BBC Mundo