RUSIA podría invadir Ucrania en solo 72 horas, algunos medios de comunicación acusan a Vladimir Putin de prepararse para invadir el antiguo estado soviético en medio de la disputa sobre Crimea.

Las fuerzas militares rusas supuestamente se están concentrando en la región anexa de Crimea y en las fronteras más al este de Rusia con Ucrania.

Kiev ha acusado abiertamente a Moscú de planear invadir, y ha tenido juegos de guerra tras la imposición de la ley marcial y la convocatoria de su ejército de reserva.

Ucrania se encuentra entre Rusia y las naciones de la OTAN de Rumania, Hungría y Polonia, que albergan tropas occidentales.

La OTAN ha sido llamada a intervenir en el conflicto que se avecina, con Kiev pidiendo ayuda y el envío de buques de guerra al Mar Negro.

El general del ejército estadounidense, Philip Breedlove, fue quien emitió la escalofriante predicción de que Moscú invadiría Ucrania después de que Rusia se anexo Crimea en 2014.

El principal general de la OTAN que supervisa el desarrollo de la crisis, advirtió que Rusia podría derribar a Ucrania en solo tres o cinco días.

También predijo que las fuerzas rusas estarían listas para movilizarse dentro de las 12 horas una vez dado el pedido de Putin.

Rusia ha sido acusada de prepararse silenciosamente para una invasión a gran escala de Ucrania, ofreciendo un gran apoyo a los rebeldes que actualmente luchan contra Kiev en el Donbass.

Breedlove dijo que el ejército ruso podría lograr sus objetivos en Ucrania "en tres a cinco días".

También especuló que Rusia buscaría crear un corredor terrestre para conectar Crimea con Rusia a lo largo de la costa occidental del Mar de Azov.

El general de cuatro estrellas también sugirió que Putin podría apoderarse del puerto de Odessa en el Mar Negro, donde el buque de la Royal Navy HMS está actualmente ubicado, o incluso intentar ingresar a Moldavia.

Sus comentarios escalofriantes son ahora aún más relevantes, ya que parece que Rusia está a punto de seguir avanzando contra Ucrania.

Kiev ha acusado a Rusia de bloquear el acceso a sus puertos y se ha comprometido a enviar buques de guerra al Mar de Azov.

Crimea se ha convertido en un importante punto de inflamación para una posible guerra mundial, con temores de que la OTAN pueda intervenir del lado de Ucrania.

Tal movimiento podría colocar la alianza en confrontación directa con Rusia.

Breedlove instó a una resolución pacífica, ya que la guerra de advertencia sería "muy costosa para Europa".

Cuatro años después del conflicto parece ser más peligroso que nunca, en medio de relaciones cada vez más frías entre Occidente y Rusia.

La participación de Putin en Siria, las acusaciones de injerencia en las elecciones estadounidenses y el envenenamiento en Salisbury han hecho que el mundo se hunda hacia una nueva Guerra Fría.

Rusia ha negado repetidamente cualquier intento agresivo hacia Ucrania y Occidente, y Putin advirtió esta semana sobre la amenaza de la Tercera Guerra Mundial.

Y como si todo esto fuera poco dos aeronaves de combate Su-30M2 aterrizaron en el aeródromo de Belbek en Crimea por primera vez después de la reconstrucción de la pista de aterrizaje.

La información fue publicada por la cadena noticiosa Sputnik News.

Las obras en el aeródromo de Belbek fueron concluidas en noviembre. La nueva pista se extiende por 3.450 metros y puede recibir todo tipo de aeronaves militares y civiles, incluyendo aviones pesados de transporte.

En el aeródromo se construyeron, además, cinco calles de rodaje y siete plazas de aparcamiento para aviones Il-96 y A319.

El teniente general Viktor Sevostianov, comandante de la Fuerza Aérea y Defensa Aérea del Distrito Militar del Sur de Rusia, quien llegó a Crimea a bordo de en uno de los dos cazas, calificó de manera positiva las condiciones del aeropuerto modernizado. E inmediatamente la reacción de Washington no se hiso esperar, quienes lanzaron serias acusaciones en contra de Rusia, acusándolo de estar preparando una invasión a Ucrania.