El Gobierno de Rusia ha aprobado la construcción de la primera autopista nacional totalmente privada, el proyecto tiene como nombre Meridian y será la ruta más corta para mover mercancías entre China y Europa.

El primer ministro, Dmitri Medvédev, aprobó la construcción de Meridian, la ruta federal Europa-China occidental.

La ruta se incluye en el plan integral para el desarrollo y la modernización de la infraestructura de Rusia, informa el diario Vedomosti citando un acta de la reunión con Medvédev del 24 de junio.

Medvédev instruyó a los funcionarios del Ministerio de Transporte y del Ministerio de Desarrollo Económico para que asesoraran al gestor del proyecto, la empresa Russian Holding Company, sobre la atracción de inversionistas, incluso de China. Los ministros de Transporte, Construcción, Finanzas y Desarrollo Económico deben proporcionar todo el apoyo necesario para el proyecto.

Aún no se han construido en Rusia autopistas similares a la Meridian: su longitud es de casi 2.000 km, irá de Bielorrusia hasta China, pasando por Kazajistán, y debería crear la ruta más corta para mover mercancías entre China y Europa.

La carretera de cuatro vías se instalará en el territorio de ocho regiones de Rusia.

El precio del viaje para los transportistas de países no pertenecientes a la Unión Económica Eurasiática será de 70 céntimos de euro por km.

La construcción completa de la carretera está prevista para 2024.