Como cada semana aquí estamos informándolos sobre el acontecer de la Geopolítica Internacional y en esta ocasión la alerta cae sobre Venezuela.

Al parecer según coinciden distintos analistas la más reciente visita de Mike Pence, el vicepresidente de Estados Unidos, a Brasil y Ecuador supone el inicio de una nueva etapa de agresión en contra del país sudamericano. Estos analistas se expresaron y dieron la voz de alerta debido a que según sus análisis todo indica que ya está preparada la invasión final contra Venezuela.

Stella Calloni, una reconocida periodista y estudiosa geopolítica, considera que Mike Pence con su gira busco garantizar el apoyo político y militar de Brasil, Colombia, Perú, Panamá y Argentina para una eventual intervención militar contra Venezuela.

La analista revelo que a estos países ingresaron marines estadounidenses a principio de año, recordó que Brasil entregará a Washington el control de la base de lanzamiento Alcántara, ubicada en el estado de Marañon y aseguro que la violencia generada en Nicaragua es parte de una estrategia general de Estados Unidos y “un plan de golpe de Estado”.

Pero una de las declaraciones más impactantes de Stella Collani, fue que en las últimas horas cascos blancos argentinos fueron movilizados a la frontera de Colombia con Venezuela para supuestamente “ayudar en caso de desastre”. En ese sentido destaco que, a sugerencia de Estados Unidos, Argentina creó una fuerza militar de despliegue rápido y firmó un convenio con Panamá para supuestas tareas logísticas.

La periodista destaco que Venezuela debe estar más alerta que nunca, debido a que a Estados Unidos solo le resta la intervención militar porque ya lo han intentado todo.

Otro analista, como es el caso de Julio Chávez, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, advierte que Mike Pence visito Brasil y Ecuador para convencer a gobiernos vecinos de que apoyen la estrategia de asfixiar a la economía venezolana, lo que supone el inicio de una nueva fase diplomática contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Para el dirigente político venezolano, el vicepresidente de Estados Unidos visito Brasil por su cercanía fronteriza, lo que permite movilizar tropas rápidamente, y por su peso económico, que puede ayudar a debilitar la economía de Venezuela.

Por su parte el internacionalista Basem Tajeldine opina que el actual contexto parece perfecto para que Estados Unidos escale la agresión hacia Venezuela. Dijo que el gobierno de Donald Trump cuenta con un grupo de países aliados que se han prestado a la geopolítica imperialista de la Casa Blanca.

Y luego de destacar que las políticas injerencistas de Estados Unidos fracasaron en Siria y Corea del Norte, Tajeldine advirtió que Washington considera que en América Latina no hay espacio para negociar, sino para imponerse de forma brutal.

El analista internacional, explico que el bloqueo financiero aplicado contra Venezuela le ha servido a Estados Unidos para publicitar “una supuesta crisis humanitaria”. Un excelente argumento que llevaría a una intervención total en el país sudamericano.

Como podemos ver, luego de conocer las declaraciones de los analistas es casi inminente una intervención militar de Estados Unidos y sus aliados contra Venezuela.

Una situación que parece irónica y descabellada, ya que el país que desea una intervención en Venezuela por una supuesta crisis humanitaria, es el mismo país cuyo gobierno separa familias y enjaula niños.