El presidente de EE.UU., Donald Trump, realizo a través de su cuenta de Twitter, una temerosa advertencia a los presidentes de Rusia, Siria e Irán. El mandatario amenazo con posibles consecuencias si estos países lanzan un ataque "de forma imprudente" contra el frente Al Nusra en la provincia de Idlib.

Trump advirtió que "el presidente sirio Bashar al Assad no debe atacar imprudentemente la provincia de Idlib".

Asimismo, asevero que "los rusos y los iraníes cometerían un grave error humanitario si participan en esta potencial tragedia humana", en la que "cientos de miles de personas podrían ser asesinadas".

El Ministerio de Defensa sirio prometió la semana pasada que la provincia de Idlib, en el noroeste del país, "será liberada por la fuerza o por acuerdos bilaterales".

Por su parte, el ministro de Exteriores sirio, Walid Muallem, explicó en una entrevista con RT que la comunidad internacional "debe reconocer que la provincia de Idlib es territorio sirio y que el Estado sirio está obligado a recuperar sus territorios por completo", de forma que "nadie tiene el derecho de interferir".

El politólogo Eduardo Luque Guerrero recuerda que la postura de EE.UU. al respecto del conflicto en Siria se ha traducido en un apoyo financiero, militar y logístico a los grupos terroristas. Por ello ahora, cuando las fuerzas gubernamentales sirias han recuperado el 90 % del territorio ocupado por los radicales, Estados Unidos "se empeña en que no acabe la guerra".