Según informó la agencia SANA, la defensa antiaérea siria rechazó un bombardeo de Israel en las inmediaciones de la ciudad de Hama, ubicada al noreste de Siria.

El medio informo que "la defensa antiaérea de Siria derribó varios misiles lanzados por aviones de Israel contra el distrito de Wadi al Uyun en las inmediaciones de Hama".

Posteriormente la agencia precisó que en total fueron derribados cinco misiles. Sin embargo, en el intento de bombardeo una persona falleció y varias resultaron heridas.

Además SANA comunicó, citando a una fuente militar, que los aviones israelíes atacaron instalaciones militares sirias en las provincias de Tartús y Hama.

Los bombardeos se produjeron horas después de que el Ejército israelí confirmara que había llevado a cabo más de 200 ataques en Siria en los últimos 18 meses.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) señaló que el ataque presuntamente tenía como objetivo a los efectivos iraníes situados entre la ciudad de Masyaf y Wadi al Uyun.

En las redes sociales, diversas personas dijeron haber sido testigos de los bombardeos y del derribo de los misiles israelíes por parte de Siria.

Estos ataques por parte de la aviación israelí se producen en momentos en que el gobierno de Siria intenta liberar la provincia de Idlib, el último enclave terrorista, mayormente controlado por el grupo terrorista Tahrir Al Sham —anteriormente conocido como Frente Al Nusra