Según informaciones del Ministerio de Defensa, la base aérea rusa Hmeymim en Siria perdió la comunicación con un avión ruso IL-20, adscrito a los servicios de inteligencia de señales. La aeronave desapareció de los radares durante un ataque de cuatro cazas F-16 de la Fuerza Aérea Israelí contra objetivos sirios en la provincia de Latakia.

El ministerio de defensa ruso indico en comunicado que "el 17 de septiembre, sobre las 20.00 horas GMT, se perdió la comunicación con un avión ruso IL-20 cuando regresaba a la base Hmeymim y sobrevolaba el Mediterráneo a 35 kilómetros de la costa siria", señala la nota.

A bordo de la aeronave se encontraban 14 militares. Por el momento se desconoce qué ha sido de ellos.

El Ejército israelí se ha negado a pronunciarse sobre el asunto, a pesar de una solicitud a ese respecto por parte de las agencias Sputnik y RIA Novosti. Alegando que "no comentaran mensajes provenientes del extranjero",

Además, en ese mismo momento radares rusos detectaron lanzamientos de misiles desde la fragata francesa Auvergne, emplazada en el mar Mediterráneo.

El mando de la base aérea rusa Hmeymim inició una operación de búsqueda del avión.