Rusia está reactivando una base militar de inteligencia de la era soviética en Cuba y los expertos creen que aún podrían abrirse más, para aumentar su vigilancia en los Estados Unidos.

Los países occidentales han expresado su preocupación de que los planes de Moscú de reabrir esas estaciones son represalias después de que Estados Unidos anunció que se retiraba del Tratado bilateral sobre las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF).

De acuerdo con The Jamestown Foundation, un instituto de investigación y análisis con sede en Washington DC, fundado en 1984 como plataforma para apoyar a los desertores soviéticos, la reapertura de las bases "duplicará en lugar de aumentar significativamente las capacidades rusas para monitorear las actividades de EE. UU. En el Caribe".

Pero el comité de expertos advierte: "Si el líder del Kremlin decidiera establecer bases adicionales en Cuba, como sugieren ahora algunos comentaristas rusos, eso sería un asunto completamente diferente, en particular si logra este objetivo".

El movimiento del presidente ruso Vladimir Putin viene con el fortalecimiento de los lazos entre Moscú y La Habana.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, se reunió con Putin en Moscú y dijo que quería dar "un nuevo impulso" a las relaciones bilaterales.

Tal vez le interese: Cuba se retira del programa "Más Médicos" en Brasil

Los líderes discutieron asuntos como la salud y el turismo, pero también la cooperación militar.

Para la Fundación Jamestown: "Esto llevó a especulaciones tanto en Rusia como en Occidente de que esto significaba que Moscú estaba a punto de reabrir el sitio de monitoreo de Lourdes que cerró hace 16 años, y posiblemente abrir bases adicionales en la isla".

Los dos países acordaron contratos por un valor de más de $ 265 millones en la esfera militar, según el periódico ruso Nezavisimaya Gazeta.

Vladimir Putin y Miguel Diaz-Canel

El teniente coronel Aleksandr Ovchinnikov, experto militar ruso que sirvió en Cuba en la década de 1980, dijo que "se esperaba y se veía venir esta profundización de la cooperación entre Moscú y La Habana".

Agregó que esta decisión nace luego de la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el tratado INF.

Pero enfatizó que el Kremlin puede no tener los recursos para desarrollar "bases militares importantes en Cuba".

El tratado INF de 1987 prohíbe que ni a Rusia ni a los Estados Unidos se les permita construir misiles balísticos y de crucero lanzados desde tierra, con rangos de 500 a 5.500 kilómetros (310 a 3.417 millas).

Pero Estados Unidos afirma que Rusia ha estado violando el acuerdo al construir un nuevo misil de crucero.

Y ahora parece que el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) es importante, lo que desató los temores de una nueva carrera de armamentos entre las superpotencias.

Rusia "enviará misiles a Cuba" ya que el retiro de Estados Unidos del tratado nuclear es "camino a la GUERRA"

Según afirmaciones de un ex general ruso, VLADIMIR Putin se verá obligado a desplegar misiles en Cuba si Estados Unidos envía armas nucleares a países europeos.

El teniente general ruso retirado Evgeny Buzhinskiy dijo que varios tratados históricos de desarme nuclear entre Moscú y Washington están a punto de colapsar.

Dijo que las administraciones de los sucesivos presidentes de Estados Unidos han "arruinado" la "construcción completa de la estabilidad de las armas nucleares", incluido Donald Trump, quien ha amenazado con retirarse del Tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF).

Buzhinskiy, presidente del Centro PIR del think tank con sede en Moscú, cree que la acumulación de misiles nucleares de los Estados Unidos se reanudará en Europa si Trump se retira unilateralmente del tratado INF.

En respuesta, el presidente ruso, no tendrá más remedio que desplegar misiles de punta nuclear a Cuba, cuyo gobernante Partido Comunista mantiene estrechas relaciones diplomáticas con el Kremlin, dijo Buzhinskiy y advirtió que en el "peor escenario" que los despliegues de misiles tit-for-tat podrían dar lugar a una segunda Crisis de Misiles Cubanos.

Nueva crisis de los misiles Cuba

Buzhinskiy, que prestó servicios en el ejército ruso durante 16 años, dijo a Daily Star Online: "Es una forma de guerra, estoy seguro de eso", "Para nosotros, será una amenaza existencial.

Por supuesto, trataremos de desplegar esta clase de misiles en Cuba. "Los Estados Unidos no estarían contentos, pero no creo que Rusia se sentiría feliz si desplegaran misiles nucleares a lo largo de nuestra frontera".

La crisis, también conocida como la crisis de octubre de 1962, llegó a un punto crítico cuando los Estados Unidos desplegaron misiles balísticos en Italia, Turquía y Rusia respondieron enviándolos a Cuba.

Firma tratado INF ,John F. Kennedy, y el ex primer ministro soviético Nikita Khrushchev

Ambas naciones finalmente acordaron desmantelar sus armas luego de largas y tensas negociaciones entre el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, y el ex primer ministro soviético Nikita Khrushchev.

Buzhinskiy cree que podría producirse una crisis similar si se envían misiles con punta nuclear de Estados Unidos a las bases militares europeas en caso de que el tratado INF se derrumbe.

Las relaciones entre La Habana y Washington se descongelaron luego de que el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, alivió un embargo comercial y de viajes en la isla caribeña.

Pero las relaciones se han calentado una vez más después de que su sucesor, Trump, anunció nuevas restricciones.

El presidente cubano Díaz-Canel, a principios de este año, apuntó al bloqueo económico estadounidense del país, calificándolo de "el principal obstáculo para el desarrollo del país".

Putin convocó a una reunión de altos funcionarios de defensa rusos el lunes para discutir el posible colapso del tratado INF.

Señalando su intención, Putin dijo que la decisión de Washington de retirarse del acuerdo "no puede y no quedará sin respuesta".

Dijo que Rusia no está interesada en una carrera de armamentos con Estados Unidos.

Más bien, la respuesta de Rusia implicaría el "desarrollo equilibrado" de los militares, incluidos el ejército, la armada y la fuerza aérea, y el uso de armas hipersónicas "capaces de penetrar cualquier defensa de misiles", dijo.

Por su parte Buzhinskiy considera que la tecnología de misiles de Rusia ha avanzado hasta tal punto que no sería necesaria una carrera de armamentos nucleares.

Dijo: “Ya tenemos armas.

"Si Estados Unidos quiere aumentar sus reservas nucleares, depende de ellos.

"Recordamos las lecciones de los años 60, no es necesario destruir estas armas 10 veces, solo una vez.

"No creo que haya una reserva nuclear en el lado ruso".