Vladimir Putin advirtió que Rusia atacará a los Estados Unidos si Donald Trump usa los países europeos como base de armas nucleares.

El presidente ruso dijo que Moscú responderá a cualquier despliegue estadounidense de armas nucleares de corto o mediano alcance en Europa, en una postura nueva y dura.

La advertencia de Putin se produce después de la decisión de Washington de abandonar un importante tratado de control de armas de la Guerra Fría este mes.

El líder del Kremlin advirtió a los EE. UU. que deberían sopesar los riesgos antes de actuar, ya que también amenazó con atacar a los países europeos.

Putin le dijo a la elite política de Rusia que Estados Unidos está en todo “su derecho pensar cómo quieran, pero que si pueden hacer cálculos, que calculen la velocidad y el alcance de los sistemas de armas que está desarrollando Rusia.

Y advirtió que "Rusia se verá obligada a crear y desplegar tipos de armas que se pueden usar no solo con respecto a los territorios de los que se origina la amenaza directa, sino también con respecto a aquellos territorios donde se encuentran los centros de toma de decisiones".

Discurso anual de Vladimir Putin

Los funcionarios de los Estados Unidos dijeron que suspenderían sus obligaciones bajo el acuerdo de armas nucleares de 1987 con Rusia, debido a que este acuerdo los liberaría para desarrollar nuevos misiles.

El pacto significaba que ninguna de las partes podría basar misiles terrestres de corto y medio alcance en Europa.

Abandonar el tratado ha allanado el camino para una nueva carrera de armamentos.

Putin fue medido en su discurso al no anunciar nuevos despliegues de misiles, diciendo que el dinero para nuevos sistemas estaba estipulado en el presupuesto existente y que Rusia solo actuaría en respuesta a Estados Unidos.

Dejó claro que Rusia defendería sus intereses y responderían si se colocaran nuevas bases de misiles estadounidenses en Europa, ya que eso supondría una amenaza directa para Rusia.

Putin dijo que quería una buena relación con los Estados Unidos y expreso que "saben cómo hacer esto e implementaran estos planes de inmediato, tan pronto como las amenazas correspondientes se conviertan en una realidad".

El presidente ruso subrayó que si EEUU produce y emplaza en Europa misiles de alcance corto y medio, "agravará de manera drástica la situación de seguridad internacional y generará graves riesgos para Rusia".

"En este caso estaremos obligados a considerar medidas simétricas y asimétricas", señaló.

Además, precisó que Rusia no será el primer país en emplazar en el territorio de Europa misiles de corto y medio alcance.

En opinión del presidente ruso, las acusaciones de Washington respecto al Tratado INF forman parte de la política antirrusa que promueve la élite estadounidense, convencida de "su exclusividad y superioridad sobre el mundo".

"Están es su derecho de pensar lo que quieran, pero seguro que saben contar, pues que calculen primero el alcance y la velocidad de nuestros sistemas de armas avanzados, es todo lo que pedimos, que lo calculen, y solo después tomen decisiones que puedan provocar graves amenazas para nuestro país", destacó.

Putin también destacó que Rusia no está interesada en una confrontación con EEUU.

Putin añadió que "parece que nuestros socios no se percatan de cómo, a qué ritmo está cambiando el mundo, a dónde se dirige; continúan su política destructiva y evidentemente errónea".

"Es poco probable que esto corresponda a los intereses del propio EEUU, pero no es decisión nuestra", destacó.

Putin afirmó también que algunos dicen que Rusia es "casi la amenaza principal para EEUU".

"Lo voy a decir directamente: no es verdad. Rusia quiere tener relaciones amistosas y de pleno valor con EEUU", dijo.

El mandatario añadió que Rusia no amenaza a nadie y todas sus acciones en el ámbito de seguridad tienen carácter de respuesta, es decir, defensivo.

"Estamos dispuestos a negociar sobre el tema del desarme; pero no vamos a llamar más a la puerta cerrada, vamos a esperar hasta que nuestros socios maduren, se den cuenta de la necesidad de un diálogo igualitario sobre este tema", apostilló el líder ruso.

Desde del 2 de febrero, EEUU suspendió las obligaciones contraídas a tenor del Tratado INF, suscrito en 1987 con la entonces Unión Soviética para prohibir los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

Rusia también anunció en respuesta que suspende su compromiso con ese acuerdo.

Vladímir Putin declaró que Rusia no se involucrará en la costosa carrera armamentista y pidió a sus ministros de Defensa y Exteriores que no inicien negociaciones nuevas sobre el desarme, aunque dijo que todas las propuestas anteriores de Rusia en este ámbito siguen sobre la mesa.

Trump puede lanzar armas nucleares cuando quiera, con o sin aprobación del Senado

El presidente de la Federación de Rusia, concluyo su discurso anual ante la Asamblea Federal denunciando que EEUU sigue incrementando las amenazas y las medidas agresivas contra Rusia.

"El mundo está cambiando pero en EEUU siguen con una política errónea y van a un callejón sin salida", expreso Vladimir Putin y advirtió que "Rusia seguirá siendo independiente o dejará de existir"