El primer superordenador con microprocesadores rusos de ocho núcleos, Elbrus-8S, ha sido desarrollado en Rusia, según Vladímir Kabánov, director general del consorcio Avtomátika, que forma parte de la corporación estatal Rostec.

El dispositivo fue desarrollado por INEUM de I.S. Bruk, miembro del consorcio, junto con el grupo de empresas RSK.

Según Kabánov, el superordenador está diseñado para organizar la computación de alto rendimiento, procesar 'grandes datos' (big data) y resolver problemas que requieren el más alto nivel de seguridad de la información. Además, se puede utilizar para realizar cálculos matemáticos complejos y modelado de redes neuronales, que son la base de las tecnologías de inteligencia artificial (IA).

Una característica distintiva del superordenador es su alta eficiencia energética. Consume menos del 6% de toda la electricidad para refrigeración.

Entre las diferencias principales de sistemas de IT de este dispositivo está el alto nivel de seguridad de información que se guarda allí. Elbrus no contiene 'marcadores' que permitan influir de forma remota en el trabajo del sistema y eliminar información de forma ilegal. Esto permite el uso de superordenadores en áreas sensibles relacionadas con el procesamiento de información confidencial.

El superordenador de Avtomátika se puede utilizar en áreas tales como el modelado matemático para la industria, la medicina, el procesamiento de grandes datos, los cálculos científicos, la informática de redes neuronales y otras áreas en las que el rendimiento, la eficiencia energética y la alta potencia de cálculo son importantes.