A medida que se acerca la caravana de migrantes a la frontera de Estados Unidos la situación comienza a calentarse.

DONALD Trump ha dado las órdenes para que las tropas usen "fuerza letal" en la frontera de Estados Unidos y México a medida que se acerca la caravana de migrantes.

La Casa Blanca envió un memorando al Pentágono que autoriza a las tropas estadounidenses en la frontera para defender al personal de Aduanas y Protección Fronteriza si las caravanas de migrantes se vuelven violentas, informó CNN.

Esto es a pesar de que el Departamento de Seguridad Nacional evalúa la amenaza de violencia como "mínima".

La teniente coronel Michelle Baldanza, portavoz del Pentágono, confirmó los reclamos a Business Insider de que el Departamento de Defensa recibió el memorándum.

El memorándum permite a las tropas usar " la fuerza (incluida la fuerza letal, cuando sea necesario), tomar acciones para el control de multitudes, la detención temporal y la búsqueda superficial", dice la nota.

Cualquiera de estas medidas podría violar la Ley Posse Comitatus, esta ley prohíbe que el personal militar en servicio activo participe en actividades policiales en territorio estadounidense.

Hay alrededor de 5,800 tropas en servicio activo que prestan servicio en la frontera entre México y Estados Unidos.

Las caravanas de migrantes se han enfrentado con autoridades de otros países.

Caravana de Migrantes

Estos incidentes llevaron a Trump a sugerir que las tropas podrían abrir fuego contra los migrantes que lanzan piedras. Desde entonces, se ha alejado de esta posición.

Si bien las probabilidades de que el personal de la frontera encuentre violencia es baja, todavía existe una amenaza.

El New York Times informo sobre un documento filtrado del Departamento de Seguridad Nacional donde se especifica que el riesgo es "mínimo". Pero el presidente de los Estados Unidos dijo que "personas muy malas" se encuentran entre los inmigrantes que buscan asilo en los Estados Unidos.

Donald Trump twitteó lo siguiente: “Muchos miembros de pandillas y algunas personas muy malas se mezclan en la caravana que se dirige a nuestra frontera sur.

"Por favor, vuelvan. No serán admitidos en los Estados Unidos a menos que pase por el proceso legal.

"Esta es una invasión de nuestro país y nuestro ejército te está esperando".

Además, el mandatario estadounidense informó de que podría haber un 'cierre de gobierno' el próximo mes debido a la seguridad de la frontera. Con esto, se paralizaría buena parte de la actividad administrativa del Gobierno estadounidense, con el fin de atender lo que Trump considera una crisis de seguridad en la franja fronteriza. 

Las declaraciones del presidente de EE.UU. se producen apenas un día después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijera que se le había otorgado autoridad para permitir que las tropas exhibieran mayor poder para ayudar a proteger a los funcionarios fronterizos.’

Alrededor de 5.800 tropas en servicio activo han sido enviadas a la frontera de EE.UU. y México para reforzar la seguridad antes de la llegada de la caravana de migrantes, compuesta principalmente por hondureños.

Actualmente, un grupo de más de 6.000 migrantes centroamericanos se encuentra en Tijuana, México, con el objetivo de tramitar su solicitud de asilo a EE.UU.

La marcha de la caravana migrante proveniente de Centroamérica fue el motivo que utilizó el presidente Trump para ordenar al Ejército movilizarse a la frontera con México y ayudar a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Trump dijo que hay "una situación muy mala" en Tijuana, donde se encuentra el mayor contingente de centroamericanos que conforman la caravana migrante.

"Si vemos que es incontrolable cerraremos la entrada al país durante un periodo de tiempo hasta que logremos controlarla. Toda la frontera", aseguró Trump a periodistas en Palm Beach, Florida.

"Me refiero a toda la frontera. México no podrá vender sus automóviles a EE.UU.", dijo Trump.

Horas antes, Trump también respondió al presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, quien criticó al mandatario por atacar la independencia del Poder Judicial al bloquear algunas medidas impuestas en materia migratoria.

Esto, luego de que un juez de California invalidara el mandato de Trump para que los migrantes no pudieran solicitar asilo en EE.UU.

"Los jueces no deben legislar seguridad y protección en la frontera, o en cualquier otro lugar. No saben nada al respecto y están haciendo que nuestro país sea inseguro. ¡A nuestros grandes profesionales de la aplicación de la ley se les debe permitir hacer su trabajo! Si no, solo habrá caos, caos, lesiones y muerte. ¡Queremos la Constitución como está escrita!", dijo Trump a través de su cuenta de Twitter.