Facebook ha empezado a medir la fiabilidad de sus usuarios otorgándoles una 'puntuación de reputación'en una escala entre cero y uno, en medio de la creciente desconfianza que envuelve a la compañía tras el escándalo de Cambridge Analytica. 

La existencia de la herramienta de evaluación fue reportada inicialmente por The Washigton Post y la BBC tiene conocimiento de que en pincipio solo el "equipo de desinformación" de Facebook (el que controla la difusión de "noticias falsas") hace uso de la medición.

Básicamente, Facebook monitorea qué publicaciones marcan los usuarios como falsas y, de esta forma, determina si estas personas pueden considerarse fiables. Según sostienen desde la compañía, pese a que Facebook siempre ha confiado en sus usuarios en cuanto a reportes sobre contenidos problemáticos, como ahora cuentan con más opciones, algunos reportan  artículos como falsos de forma arbitraria. 

"La razón por la que hacemos esto es para asegurarnos de que nuestra lucha contra la desinformación sea lo más efectiva posible", añade.

El informe de The Washington Post se basó en una entrevista con la ejecutiva de Facebook, Tessa Lyons, sobre la batalla de la plataforma contra las "noticias falsas".

Según Lyons, la escala de cero a uno no pretende ser un indicador absoluto de la credibilidad del usuario. Más bien, la iniciativa es solo una medida entre otros numerosos factores que Facebook toma en cuenta para evaluar riesgos. 

Este mecanismo permite que las publicaciones que los usuarios de Facebook señalan como falsas sean enviadas a terceros para decidir si deberían aparecer en el muro de los usuarios.

Facebook está lejos de ser la primera empresa de tecnología en calificar a sus usuarios.

Uber introdujo desde hace tiempo una herramienta para evaluar a sus clientes a partir de una evaluación del conductor, que también es calificado.

El cofundador de Twitter, Ev Williams, reveló también en 2010 que otorgaba a los usuarios un "puntaje de reputación" secreto para ayudarlos con recomendaciones de a qué miembros seguir.

El Estado chino también está probando un sistema en el que los ciudadanos reciben un puntaje de "crédito social" basado en una combinación de su comportamiento en línea y en la vida real.

Fuentes: BBC y Actualidad RT