El ratón de ordenador resulta ser una potente herramienta de diagnóstico para trastornos neurodegenerativos, aseguran científicos de la Universidad de Duke y especialistas de Microsoft. En un estudio publicado recientemente revelaron cómo el ratón puede indicar si una persona tiene Alzheimer o Parkinson.

En el estudio fueron utilizados los datos de 31 millones de usuarios de Bing. Por medio de un detallado análisis estadístico, los científicos lograron encontrar indicios que predicen si una persona padece de un trastorno neurodegenerativo.

Entre los indicios figuraban el temblor del cursor, cambios en su dirección y un lento desplazamiento de páginas. Las investigaciones llevadas a cabo por Microsoft vinculan estas señales con la enfermedad de Parkinson. 

Por otro lado, la pérdida de memoria asociada a la enfermedad de Alzheimer se diagnostica con búsquedas online repetitivas. Todos estos síntomas pueden detectarse gracias a la actividad online de los usuarios de ordenadores.

Según los autores del estudio, el descubrimiento tiene un importante valor para la el tratamiento de estos trastornos puesto que mejora la efectividad de su diagnóstico.

El estudio indica que se pueden desarrollar programas que monitoricen la prevalencia de estos indicios y así alertar sobre la posibilidad de sufrir Parkinson o Alzheimer.

En algunos casos puede ser incluso más efectivo que un diagnóstico médico, afirmó Murali Doraiswamy en una entrevista para WSJ al referirse a la detección de Alzheimer por medio de los datos obtenidos.  

"[Con los datos del ordenador] se puede ver cómo alguien cambia durante el transcurso del tiempo, lo cual puede dar una mayor sensibilidad y precisión del diagnóstico", precisó el investigador.

Aparte de ayudar con la detección de trastornos, el manejo del ratón puede dar información que permite realizar un diagnóstico diferencial entre la enfermedad de Parkinson y temblores esenciales, indica el artículo.

Los autores del estudio admiten que su trabajo tiene ciertas limitaciones tales como la necesidad de aumentar la precisión y reproducibilidad. No obstante, los resultados son prometedores porque muestran que los "fenotipos digitales" pueden ser un buen complemento para el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas.