Se trata de la primera vez que el país importa el petróleo de su vecino en semanas y la portavoz de Exteriores rusa, María Zajárova, ha comentado la cifra, publicada en el informe semanal de la Administración de Información Energética de EEUU.

Zajárova recordó que en marzo la prensa informó de que el enviado especial del Gobierno de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, había dicho que Estados Unidos buscaba "el completo aislamiento del presidente Nicolás Maduro en el escenario internacional y, sobre todo, el cese de cualquier transacción comercial de bancos, empresas y compañías con Venezuela que fuera beneficiosa para Maduro".

Zajárova contrapuso las palabras de Abrams a que EEUU haya reanudado las importaciones de petróleo venezolano. 49.000 barriles al día.

El 28 de enero, Washington anunció la imposición de sanciones contra la petrolera estatal PDVSA y bloqueó los activos e intereses de la compañía venezolana en su jurisdicción por 7.000 millones de dólares. Lo cierto es que las entregas de petróleo venezolano en Estados Unidos para la primera semana de abril alcanzaron los 139.000 barriles por día, mientras que durante las tres semanas previas habían estado en cero, según el propio Departamento de Energía de EEUU.

En términos anuales, las entregas disminuyeron 4,5 veces desde el nivel de 631.000 barriles por día, registrados durante la primera semana de abril de 2018. Del 11 de marzo al 29 de marzo, según las estadísticas, no se suministró petróleo desde Venezuela a Estados Unidos.