El fundador de Amazon, Jeff Bezos, no es un hombre rico. Es un hombre muy, muy rico. ¿Pero cuánto gana en comparación con el resto de sus empleados? Ese es otro cantar

Amazon es una de las empresas de comercio electrónico más grandes del mundo y la segunda en la historia que supera la barrera del billón de dólares. El hito, sin embargo, no parece haber mejorado las condiciones de sus trabajadores. Al menos, no de quienes se encuentran al final de la cadena laboral. Bezos se metió en sus bolsillos 67.000 millones de dólares en lo que va de 2018, lo que hace que su fortuna ascienda a 167.000 millones de dólares, según la lista de millonarios de Bloomberg.

Y no parece que la proeza haya influido en el sueldo de sus trabajadores porque, mientras Bezos gana la friolera de 11.166.666 millones de dólares por cada hora del día —268 millones cada 24 horas—, quienes trabajan en sus almacenes ganan 15 dólares la hora, según el portal Glassdoor, en el que miles de trabajadores de todo el mundo ponen nota anónimamente a sus empresas y revelan lo que ganan.

Eso quiere decir que quienes colocan y manipulan los productos —las cajas, a fin de cuentas— en los almacenes de Amazon ganan un millón de veces menos que su jefe.

Eso no significa que no haya más peces gordos en el gigante del comercio electrónico. Los sueldos suelen oscilar entre los 58.703 y los 146.455 dólares anuales. Un director creativo gana 360.462 dólares al año —unos 30.000 dólares al mes—, según PayScale.